¿Qué es un ataque de Ansiedad?

Es cuando la función natural de ansiedad es alterada generando un comportamiento y respuestas erróneas ante situaciones u objetos cotidianos. 

¿Qué es la
Ansiedad?

Es un conjunto de estímulos que tienen cómo función mantener alerta tu cuerpo y mente de cualquier situación que puedas considerar amenazante. Su objetivo es que la persona sobreviva al peligro haciendo uso de mecanismos defensivo/adaptativo.

Viéndolo desde este punto, es una función normal que tenemos todos los seres humanos, y en su normalidad, es completamente necesario tener ansiedad. Nos permite movilizarnos y pensar a tiempo frente a todo riesgo que se presente.

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe todas nuestras novedades en tu mail 🙂

¿Cuando se Convierte en Ataque de Pánico?

Se convierte en un problema cuando está función es alterada por diversos factores que nombraré más adelante y se luego se crea un ataque de ansiedad, generando problemas de salud, interpretaciones erróneas de las situaciones, convirtiéndose en vez de una ayuda, en una incapacidad para resolver problemas o situaciones que requieran de una resolución.

Su etapa final es cuando la persona entra en un ataque de pánico, por:

– El aumento del ritmo cardíaco, 

– Aumento de adrenalina, 

– Aumenta su respiración, 

– Su cerebro en la parte frontal asume erróneamente la información que recibe en el momento e interpreta que está sufriendo un paro cardíaco.

¿Cómo identificar si sufres de trastorno de Ansiedad?

Para llegar a estos síntomas, nuestro cerebro empieza a recibir la información que genera la ansiedad erróneamente y convierte toda respuesta en un miedo constante,

como tratar el ataque de Ansiedad

La cual hace que las personas distorsionen su pensamiento diciéndose así mismo:

          Algo me va a pasar

          Estoy enferma/o

          Me estoy muriendo o voy a morir

          Algo grave está por pasarme

          No voy a poder con esta situación

 

Y las personas que padecen de este trastorno crean algo impresionante que es el “miedo al miedo!”.

Si, el miedo al miedo es un pensamiento y una sensación constante de sufrir el trastorno mismo de ansiedad porque este le hace sentir miedo, y es aquí donde se genera este miedo a sentir miedo.

Suena muy loco, no? Pero esto puede hacer nuestra mente cuando no trabajamos en ella y dejamos que ella tome el mando de nuestra vida.

Y si bien, no podemos controlar todo en nuestra vida, la mente es un músculo más que podemos trabajar con ejercicios para mantenerla saludable, y que funcione a nuestro gusto y necesidad.

He aquí uno de los grandes motivos para iniciar un camino espiritual, donde empieces a trabajar el auto conocimiento y puedas reforzar aquello que no desarrollaste y te debilita, te hace daño o te hace vivir en desequilibrio. 

Desencadenantes de Ansiedad

¿Cuáles son las Palabras o Acciones que desencadenan en un Ataque de Pánico?

En una terapia se trata identificar qué es lo que está generando estos ataques de pánico, estas reacciones. Suelen ser ciertas situaciones acompañadas por un patrón específico; También ciertas palabras u objetos.

Por ejemplo:

  • Hay personas que no pueden escuchar la palabra lagartija, y no pueden verlas ni en dibujos, ni en la tv porque desencadenan en un ataque de pánico.

En estos casos, las personas que sufren de ataques de pánico evitan escuchar, ver o pensar en su activador porque tienen miedo a sufrir un ataque de pánico y morir.

A esto le llamamos fobias. Y en las fobias, las personas pierden la objetividad de la realidad de las cosas, aminorándose ante el factor generador y creyendo firmemente en su incapacidad de afrontar o resolver victoriosa/o esa situación. 
  • Consumo de drogas híper estimulantes que alteran las funciones del cuerpo y cerebro (Excesos).
  • Afrontar situaciones de rechazo o frustración donde se debe empezar de nuevo o tomar decisiones alternativas.
  • Situaciones shockeantes que cambian el curso de lo planeado o lo esperado en tu vida.
  • Resolución del mismo problema de ansiedad no resueltos satisfactoriamente. Este es un agravante muy común entre los afectados.
  • Entre otros.

¿Cómo tratar los Ataques de Ansiedad?

Es muy importante en este punto ver la afinidad que tenga la persona con los distintos tipos de tratamientos, terapias o ejercicios que se pueden realizar. 

Pues si se le exige o decide realizar un tratamiento con algo en que no confía o no se siente a gusto, muy seguramente no se van a lograr los objetivos que es sanar.

como tratar el ataque de Ansiedad

¡Haz Clic en Cada Tratamiento para Leer más!

Trabaja desde la corteza cerebral hacia la amígdala en el cerebro y neutraliza los estímulos que genera el trastorno de Ansiedad.

Su premisa, es entender el factor generador y actuar a tiempo antes de que el trastorno de produzca.

Entendiendo las emociones que se presentan y aprendiendo a pensar correctamente.

Siempre aconsejo a las personas que necesitan buscar un profesional para tratarse, que se den su tiempo en buscarlo y se ocupen de elegir un profesional que trate todas las partes del ser como unidad (Cuerpo, Mente, y Espíritu).

Por suerte en la actualidad son más los profesionales que se instruyen en estos campos, se ocupan también de la parte espiritual, porque solo así podemos entender verdaderamente la raíz del problema, y se puede sanar desde este punto de partida.

Es una disciplina que te enseña a vivir en el presente. Reeducando tu mente, eliminando hábitos negativos y creando nuevos hábitos positivos.

Enseña una filosofía donde aprendemos a vivir en simpleza, a dejar de preocuparnos por tantas banalidades y situaciones que gran parte son creadas por nuestra mente y ni siquiera existen.

Enseña valores de humildad, compasión, tolerancia, aceptación importantísimo no solo para los casos de trastorno de ansiedad, sino para todos los aspectos de la vida.

Este es uno de los ejercicios más importantes que debes aprender, y debe ir incluido a cualquier otra terapia o resolución que encuentres.

Pues aprender a respirar te permite llevar tu mente al presente y eliminar o dejar a un lado los pensamientos, sufrimientos, preocupaciones, todo lo que está creando tu mente equívocamente procesando el cerebro la información incorrectamente.

La respiración es una de las acciones inconscientes que nuestro cuerpo realiza todo el tiempo durante la vida del ser humano, debido a que es una de las primeras acciones que aprendemos al nacer.

Al ser una acción inconsciente, respiramos sin pensar en ello, y al no tener consciencia, muchas veces respiramos mal, esto afecta el desarrollo y funcionamiento de nuestra mente por ende de nuestro cuerpo.

Respiramos muy corto y rápidamente; respiramos arrítmicamente, respiramos inhalando menos y exhalando más o viceversa; etc.

Les dejo unos simples ejercicios para re educarnos en nuestra repiración. Click Aquí!!

Si buscas ejercicios de mindfulness para relajar vas a encontrar muchas formas de trabajar este aspecto.

Mindfulness es el nombre moderno que le han puesto a las formas y maneras de vivir en el presente. Todo lo que enseñan en esta práctica es útil a la hora de tratar la ansiedad. 

El próximo artículo que publicaremos será dedicado a esta disciplina.

El ejercicio de meditar es una técnica que te permitirá no solo sanar los ataques de ansiedad, sino que te permitirá alcanzar tu propio auto-conocimiento.

Así vas poder identificar bien tu esencia más pura, identificar tus debilidades y fortalezas, lograras encontrar un equilibrio en tu vida donde no permitirás entrar a ella lo que te afecta, y también lo que te afectaba te dejará de afectar.

En la meditación aprendes a reconocer cada parte de tu cuerpo, aumentas la sensibilidad en él, por ende podrás controlarlo mejor, y de la misma manera trabaja con la mente.

Si quieres aprender a meditar o encontrar algunos ejercicios para realizarlo, te dejo este enlace. Haz click aquí.

Esta es otra manera grandiosa de tratar el trastorno de ansiedad. Cuando haces ejercicios, y te ocupas de disfrutar, sentir como trabajan tus músculos, tu respiración, mantener la postura correcta, todo esto te lleva a vivir en el presente.

También nuestro cerebro activa zonas segregando endorfinas que nos permite eliminar la negatividad que tengamos. Te vas a sentir mejor, más segura/o y fuerte.

Te levanta el ánimo y permite pensar con mayor claridad.

Ideal si puedes hacerlo al aire libre para que te conectes con la naturaleza; sientas el aire, escuches el sonido de las hojas de los árboles, los pájaros cantar, etc.

Si no puedes al aire libre, lo que este a tu alcance, no te limites!

Bajarse 1 parada antes del autobús, o subir las escaleras y evitar ascensores o escaleras eléctricas son otras formas de realizar ejercicio.

Si trabajas en tu orden, tanto físico/externo cómo interno/mental, te permitirá lograr un sentido de seguridad, de control que ayudará muchísimo a tu estado de ansiedad.

En lo físico/externo, ordenando el lugar donde vives, dándole lugar a cada cosa, tirando o donando lo que no usas. Teniendo un ambiente limpio.

En lo interno/mental, haciendo una lista de todas las tareas que tienes que realizar o problemas por resolver, e ir tildando cada punto pendiente mientras los vas resolviendo.

Estos puntos mencionados para tratar los trastornos de ansiedad, junto a los ejercicios nombrados seguro pueden ayudarte en tu situación, pero si lo has intentado y no logras sanar o resolverlo, te recomiendo busques a un profesional o una persona que domine las técnicas nombradas anteriormente para que te guíe y brinde distintas opciones en sus realizaciones.

Siempre es sano permitirse escuchar otros puntos de vista que un profesional nos puede dar desde una posición neutral y con conocimiento en el área.

Muchas veces nos encerramos en lo que nosotros vemos y sentimos y eso no nos permite darnos cuenta que quizás somos nosotros los que estamos abordando mal el problema y por eso no encontramos la solución.

Nos gustaría saber qué te pareció el artículo. 🙂

¡Si te gustó este artículo, compártelo y síguenos!

Si te gusta lo que lees, ¡comparte con tus amigos! 🙂
Suscribete y Síguenos:
error
Categorías: Espiritualidad

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Disfrutas de este blog? Compártelo! :)

Instagram
Twitter
Facebook
Follow by Email